La primera firma americana, Bayliner, regresa a su modelo Cruiser por excelencia con la Ciera 8, un barco de programa familiar, muy habitable, bastante rápido y con todo lo necesario para una navegación de fin de semana.

La acertada distribución de la bañera, clásica, contribuye a un fácil desplazamiento por el barco. La entrada desde la plataforma de baño (muy ancha), con ducha y escala, está a babor. El paso libre hacia la cabina y a la cubierta de proa es ancho. Para llegar al solárium delantero el parabrisas se abre y la puerta corredera del camarote cuenta con tres escalones integrados en el mismo molde. No es difícil llegar a la proa.